¡Activa el organismo por completo, cerebro incluido!

A través de los ojos de una persona con órganos se escapa el latido de la vida. Las relaciones sexuales satisfactorias, con orgasmos incluidos, apuestan por la salud. Específico el adjetivo satisfactoria, porque es cualidad indispensable para el disfrute de los beneficios.

Al motor del organismo, al sistema cardiovascular, le favorecen las relaciones sexuales satisfactoria; activan la circulación de la sangre generando disminución de la tensión arterial. Este beneficio se traduce en reducción de infartos y evita los coágulos.
A la hora de cuantificar las calorías quemadas durante las relaciones sexuales es indispensable relacionarlas con la etapa de la vida y la intensidad aeróbica del acto. En promedio una personas de 150 libras quemaría entre 57 y 115 calorías durante una hora de sexo.

Como es un engranaje casi perfecto, al reducirse la tensión arterial con las relaciones sexuales satisfactorias, se liberan diversas hormonas entre ellas: adrenalina, endorfinas y oxitócica en el caso de las mujeres. Las endorfinas mejoran la salud mental, provocan una sensación de bienestar, alivian la tensión, la ansiedad, la irritabilidad, en definitiva, en casos de depresivos leve. contribuyen a mantener a raya el fantasma de la depresión.

Estudios realizados en la Universidad de Rutgers en Newark, sugieren que existan efectos analgésicos dentro de la actividad orgásmica. El dolor y el placer guardan una estrecha relación.

El dolor de cabeza puede mejorar con las relaciones sexuales satisfactorias. El placer sexual puede reducir el dolor de cabeza, el dolor menstrual y aliviar el dolor de espalda a corto plazo.

Aunque no hay estudios concluyentes sobre la capacidad del buen sexo de conciliar el sueño en mujeres, dependiendo de factores emocionales, algunas mujeres duermen mejor después del orgasmo y otras, en cambio, se desvelan con facilidad. El vínculo entre el orgasmo del hombre y Morfeo es un continuo.

Las relaciones sexuales aumentan la producción de estrógeno; incluso después de la menopausia se puede detectar presencia de estrógenos post orgasmo. El incremento de estrógenos contribuye a mantener la alegría, el cabello brillante, suave, sano, la piel tersa, reduce las dermatitis y erupciones en la piel. Otro valor en la cadena de beneficios es que retarda la osteoporosis.

Las relaciones sexuales satisfactorias favorecen la salud emocional. Dentro de los beneficios incluye: reducir el estrés, la ansiedad y aumentar la sensación de bienestar. Para la sexóloga y escritora Alicia Gallotti, el orgasmo genera una intensa sensación de felicidad.

Las relaciones sexuales satisfactorias además de ser divertidas, placenteras y excitantes, ayuda a incrementar la autoestima y confianza en sí mismo. Activan por completo al organismo, cerebro incluido.