El virus Zika podría salvar a las mujeres

Los –muchos o pocos- casos de virus zika podrían salvar a las mujeres. Las autoridades de Salud han dispuesto intensificar la vigilancia frente a la infección por este virus, con énfasis en los grupos vulnerables como las embarazadas, y en especial proteger a las mujeres en edad fértil.

Las autoridades de Salud recomiendan: usar mosquitero al descansar, vestir pantalones, mangas largas, aplicarse repelente conforme indica la etiqueta, evitar que nazcan mosquitos en las casas, patios, solares abandonados y el entorno, eliminando los criaderos.

Exhortan a “posponer el embarazo”, y para las embarazadas recomiendan el uso del condón en cada relación sexual, para evitar la transmisión del virus y por los riesgos que representan para el bebé.

El virus zika puede transmitirse de madre a hijo/hija durante el embarazo y a través de relaciones sexuales sin preservativo. La infección por zika puede provocar aborto, muerte fetal, y afectar el cerebro de la criatura al generar malformaciones fetales, entre ellas la microcefalia.

La microcefalia es una mal formación en la que los bebés nacen con la cabeza pequeña, por debajo de lo normal, lo que impide que el cerebro se desarrolle.

La coherencia emigró. Una porción importante de la población vive en condiciones de pobreza. Les es imposible comprar métodos anticoceptivos, ni preservativos en el mercado competitivo.

Las aseguradoras de salud (ARS) no cubren anticonceptivos, ni condones, a pesar de estar incluidos en el la lista de medicamentos del servicio de salud; y las farmacias del pueblo, PROMESE CAL tampoco los ofrecen. Estas instancias son autorregulables. Contradicen al presidente Obama cuando afirma refiriéndose al Brexit: “Las naciones con poder no son las que van por la libre”.

Todos los días llegan preguntando por anticonceptivos y condones, adolescentes, hombres, mujeres, y hasta viejos, no tan viejos; mucha, pero mucha gente. “Pronto van a tener”, así responde una empleada de PROMESE CAL a la pregunta de si ya venden anticonceptivos y condones.

La red de farmacias más grande de América, PROMESE CAL, con más de 500 centros en todo el país, no ofrece anticonceptivo, ni condones. Una decisión inhumana. No los consideran productos de alta necesidad.

Modificar el comportamiento de riesgo de una población requiere tiempo, recursos, pero sobre todo y ante todo voluntad. Para detener las secuelas del virus zika en el embarazo, las infecciones de transmisión sexual, dentro de ellas el VIH/SIDA, los embarazos en niñas y adolescentes, las cifras de abortos inseguros y las muertes maternas se requiere políticas de salud coherentes. Con la Iglesia en manos de Lutero se hace cuesta arriba.