La menopausia como afrodisiaco

A las mujeres les han secuestrado el cuerpo, la sangre, los embarazos, hasta la menopausia.

La salud de la mujer se ha convertido en un instrumento para controlar su sexualidad. Apoyados en la cultura machista, las doctrinas religiosas y el aval de la ciencia, las mujeres han sido adoctrinadas en la debilidad de su cuerpo y su salud.

El mensaje es contundente: Con lamenopausia disminuye o desaparece el apetito sexual. Olvidan que la sexualidad es intrínseca al ser humano. Algunos factores exacerban el apetito sexual, otros lo atenúan.

La despedida de la menstruación, en general, ocurre entre los 49 y los 51 años, tiempo suficiente para haber experimentado vida sexual, ojalá satisfactoria.

Después de un año entero sin su periodo menstrual, la ansiedad asociada al temor a un embarazo desaparece. La mujer menopaúsica se siente liberada y aumenta su apetito sexual
Con medio siglo de vida las mujeres ya conocen y han disfrutado su sexualidad, saben lo que quieren al momento de tener una relación sexual, y no se avergüenzan de comunicarlo a su pareja. Incluso se sienten valientes para decirles no, cuando no desean tener sexo.

A más de la mitad de su vida, las mujeres tienen más tiempo para disfrutar de los juegos sexuales, ya sin la presión de que toquen la puerta, o lleguen los niños, o que haya uno llorando, o con fiebre; en concreto, se reducen las tareas en la crianza.

Después de la menopausia, la mujer está relajada y puede disfrutar plenamente de su vida sexual, se conocen mejor ellas mismas y se sienten más sexies.

Hay muchos factores que influyen en el interés en la actividad sexual de los seres humanos, depresión o ansiedad, el estrés, los problemas de salud, el uso de ciertos fármacos y en la menopausia se agrega la disminución de las hormonas.

La pérdida de estrógenos genera resequedad en la piel, en la vaginal, y el pelo se pone quebradizo. Nada que no se pueda resolver con cremas, acondicionadores para el pelo, fitoestrogenosy lubricantes vaginales. Si fuese necesario, previa evaluación médica la terapia hormonal está indicada.

El músculo que no se utiliza se atrofia. Para mantener la fortaleza de los músculos de la vagina e incrementar la irrigación sanguínea se recomiendan los ejercicios de Kegel. También son usados para la incontinencia urinaria y el parto.

El afrodisiaco de las mujeres menopáusicas no se correlaciona con la edad, la raza, o la belleza, está conectado al deseo, a la capacidad de sentir placer y de dar amor, para esto, la edad es usufructo.