Mitos acerca del cáncer de mama

Los mitos o ideas falsas sobre el cáncer de mama pueden causar preocupaciones innecesarias e, incluso, complicar decisiones acertadas de prevención y tratamiento.
• La mayoría de las mujeres piensan que duele el hacerse una mamografía.

La mamografía es un procedimiento que podría ser molesto por la compresión del seno, pero sentir dolor durante el mismo depende del umbral de cada persona y del cuidado del personal técnico que realiza el estudio.
• La mamografía transmite mucha radiación.

La radiación que se usa en una mamografía es mínima. Si se compara con una radiografía de tórax es 10 veces menor y el beneficio que nos trae es importante.
• El cáncer de seno es hereditario.

Lo hereditario es el gen. El cáncer es causado por cambios dañinos (mutaciones) en los genes. Solo cerca del 5 al 10 por ciento de los cánceres son causados por mutaciones que la persona hereda de sus familiares. En familias con mutaciones heredadas que causan cáncer, varios miembros de la familia suelen padecer del mismo tipo de cáncer.

En general los cánceres de mama son causados por mutaciones que le suceden a la persona durante la vida como consecuencia natural del envejecimiento y la exposición a factores ambientales como el humo del tabaco, radiaciones, y hábitos o estilos de vida no saludables.

• El cáncer de mama es una sentencia de muerte.

Si se realiza el diagnóstico en forma temprana, la sobrevida es muy alta. En la actualidad, los índices de sobrevivencia a 5 años de cáncer de seno sobrepasan el 90 por por ciento.

La cantidad de tiempo que una persona con cáncer va a vivir y la posibilidad de que muera o no debido a la enfermedad depende de muchos factores, entre otros, la velocidad con que avanza el cáncer, cuánto se ha diseminado, el acceso a tratamiento eficaz y el estado de salud general de la persona.

El tipo de alimentación que consume, qué tanto come de estos alimentos y si práctica a no ejercicios, en definitiva influye en el riesgo de padecer y sobrevivir al cáncer de mama.

• Encontrar un bulto en el seno significa que tengo cáncer de mama.

Podemos tener una bolita o bulto en el seno sin necesidad de que sea cáncer. Hay mucha patologías como quistes fibradenoma, que se pueden palpar como bolitas o bultos y que al acudir a hacerse un estudio diagnóstico se encuentra que es benigno. Sin embargo, al encontrar algo así debe acudirse a la brevedad a su médico.
En próximas entregas continúo con los mitos sobre el cáncer de mama.